martes, 6 de diciembre de 2011

BOCADOS DE NUBE

Deberían chamarse as nubes de Sara porque foi ela quen popularizou estes deliciosos boliños. Agora circulan por unha chea de blogs e só velos entran ganas de porse mans á masa e gozalos porque invitan a ser devorados sen piedade.
En canto vin a receita, xa fai bastante tempo, decidín que tiña que facela si ou si, pero o problema era atopar a fécula de pataca, non había xeito de conseguila, as mozas da herborístería do pobo volvíanse tolas buscándoa e nada, ata que un día, dinme que por fin a conseguiron. E por fin puiden facer os meus bocados de nube. Estes que poño aquí xa non son o meu primeiro intento, unha vez que os fas tes que repetir e repetir, son irresistibles.

En castellano
Deberían llamarse las nubes de Sara porque fue ella quien popularizó estos deliciosos bollitos. Ahora circulan por un montón de blogs y solo verlos entran ganas de ponerse manos a la masa y disfrutarlos porque invitan a ser devorados sin piedad.
En cuanto vi la receta, ya hace bastante tiempo, decidí que tenía que hacerla sí o sí, pero el problema era encontrar la fécula de patata, no había manera de conseguirla, las chicas de la herborístería del pueblo se volvían locas buscándola y nada, hasta que un día, me dicen que por fin la consiguieron. Y por fin pude hacer mis bocados de  nube. Estos que pongo aquí ya no son mi primer intento, una vez que los haces tienes que repetir y repetir, son irresistibles.


Ingredientes
390 gr. de fariña repostería (eu puxen uns 450 g)
1 sobre de fermento de panadeiro en po (marca maizena)
120 gr de azucre
raiadura de limón ou esencia
250 ml de leite morna
80 gr. de manteiga a temperatura ambiente
60 gr de fécula de pataca
chisco de sal
Azucre glasé para espolvorear
En castellano
Ingredientes
390 gr. de harina repostería (yo puse unos 450 g)
1 sobre de levadura de panadero en  polvo (marca maizena)
120 gr de azúcar
ralladura de limón o esencia
250 ml de leche templada
80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
60 gr de fécula de patata
pizca de sal
Azúcar glasé para espolvorear


Preparación
- Antes de empezar coa explicación da receita gustaríame dicir que eu necesitei engadir máis fariña, coa cantidade de fariña que indica é unha masa imposible de manexar. Non sei exactamente canta engadín. En principio pesaría 450 g de fariña, faría a masa cos 390 e iría engadindo do resto o que me fixese falta. Consultei con Sara o que pasaba e ela díxome que resultaba unha masa pegañenta, que había que manexala coas mans aceitadas. A masa que eu fixen non era así, era perfectamente manexable (despois de engadir máis cantidade de fariña), para a próxima probarei a facela máis húmida. De todos os xeitos quedaron moi suaves e esponxados.
- Nun bol amplo pomos a fariña e a fécula xunto co fermento e a raiadura, abrimos un oco no centro e engadimos a manteiga, fregamos cos dedos ata mesturala coa fariña, a continuación incorporamos o azucre. Quentamos lixeiramente o leite a temperatura corporal como máximo, engadímola, mesturamos e incorporamos o sal, seguimos amasando ata que nos quede unha masa homoxénea, como digo, coa cantidade de fariña e de leite que se indíca nas cantidades dos ingredientes queda unha masa que non se pode manexar, engádese un pouco máis de fariña ata que non sexa tan pegañenta. Coas masas pegañentas é ideal o amasado Bertinet. Eu no amasado teño a miña propia técnica que me dá moi bo resultado: amaso de forma tradicional dobrando a masa sobre se mesma e virándoa, ademais doulle uns bos golpes, no pan de ovo puxen un vídeo ilustrativo, ademais tamén lle dou voltas Bertinet. Adoito facer uns amasados longos, por iso cansa moito, entón amaso un intre, boleo, deixo repousar a masa durante uns 5 minutos, volvo a amasar, descanso da masa, e doulle o último amasado, queda unha masa moi traballada e o resultado é moi esponxoso. Unha vez feito isto, tapamos e deixamos levar en sitio tépedo, cuberto cun filme transparente, ata que dobre o seu volume, o forno apagado é un bo sitio.



- A min encántame ter este tipo de boliños recén feitos pola mañá e o mellor xeito é preparar a masa pola noite, deixar que leve e logo deixala na neveira toda a noite ( ás veces, no inverno, fágoa tarde, a iso das once da noite e déixoa toda a noite a temperatura ambiente). Pola mañá sácase, déixase a temperatura ambiente unha hora ou se mete no forno quentado ao mínimo un cuarto de hora e fórmanse os boliños que se depositan na bandexa de forno cuberta con papel de fornear hasta que dobren o volume, debemos polos bastante separados porque senón tocaranse cando crezan. O tempo dos levados varía dependendo da temperatura ambiente, se é verán nunha hora estarán e se é inverno poida que necesite dúas. Deben estar tapados e nun lugar sen correntes. Se queremos acelerar o proceso de levado podemos acender o forno ao mínimo e cando o piloto do forno se apague porque alcanzou a temperatura, apágase o forno aínda que se deixe acendida a luz interior, que segue dando algo de calor, métense os bolos (sempre tapados) no interior e nunha hora estarán listos para fornear.
- Prequentamos o forno a 180º e unha vez conseguida a temperatura intraducimos os bocadiños e forneamos máis ou menos 20 minutos, han de quedar lixeiramente dourados.
- En quente espolvorear con azucre glassé




En castellano
Preparación
- Antes de empezar con la explicación de la receta me gustaría decir que yo necesité añadir más harina, con la cantidad de harina que indica es una masa imposible de manejar. No sé exactamente cuanta añadí. En principio pesaría 450 g de harina, haría la masa con los 390 e iría añadiendo del resto lo que me hiciera falta. Consulté con Sara lo que pasaba y ella me dijo que resultaba una masa pegajosa que había que manejar con las manos aceitadas. La masa que yo hice no era así (después de añadir más harina), era perfectamente manejable, para la próxima probaré a hacerla más húmeda. De todas formas quedaron muy suaves y esponjosos.
- En un bol amplio ponemos la harina y fécula junto con la levadura y la ralladura, abrimos un hueco en el centro y añadimos la mantequilla, frotamos con los dedos hasta mezclarla con la harina, a continuación incorporamos el azúcar. Calentamos ligeramente la leche, la añadimos, mezclamos e incorporamos la sal, seguimos amasando hasta que nos quede una masa homogénea, como digo con la cantidad de harina y de leche que se indica en las cantidades de los ingredientes queda una masa que no se puede manejar, se añade un poco más de harina hasta que no sea tan pegajosa. Con las masas pegajosas es ideal el amasado Bertinet. Yo en el amasado tengo mi propia técnica que me da  muy buen resultado: amaso de forma tradicional doblando la masa sobre si misma y girándola, además le doy unos buenos golpes, en el pan de huevo puse un video ilustrativo, además también le doy vueltas Bertinet. Suelo hacer unos amasados largos, por eso cansa mucho, entonces amaso un rato, boleo, dejo reposar la masa durante unos 5 minutos, vuelvo a amasar, descanso de la masa, y le doy el último amasado, queda una masa muy trabajada y el resultado es muy esponjoso. Una vez hecho esto, tapamos y dejamos levar en sitio templado, cubierto por film transparente, hasta que doble su volumen, el horno apagado es un buen sitio.


- A mi me encanta tener hechos este tipo de panecillos por la mañana y la mejor manera es preparar la masa por la noche, dejar que leve y luego dejarla en la nevera toda la noche ( a veces, en invierno, la hago tarde, a eso de las once de la noche y la dejo toda la noche a temperatura ambiente). Por la mañana se saca, se deja a temperatura ambiente una hora o se mete en el horno calentado al mínimo un cuarto de hora y se forman los panecillos que se depositan en la bandeja de horno cubierta con papel de hornear hasta que doblen el volumen, debemos ponerlos bastante separados porque sino se tocarán cuando crezcan. El tiempo de los levados varía dependiendo de la temperatura ambiente, si es verano en una hora estarán y si es invierno puede que necesite dos. Deben estar tapados y en un lugar sin corrientes. Si queremos acelerar el proceso de levado podemos encender el horno al mínimo y cuando el piloto del horno se apague porque ha alcanzado la temperatura, se apaga el horno aunque se deje encendida la luz interior, que sigue dando algo de calor, se meten los bollos (siempre tapados) en el interior y en una hora estarán listos para hornear.
- Precalentamos el horno a 180º y una vez conseguida la temperatura intraducimos los bocaditos y horneamos más o menos 20 minutos, han de quedar ligeramente dorados.
- En caliente espolvorear con azúcar glassé.




42 comentarios:

  1. Teñen tan boa pinta!! Teño que preparalos en canto poida, non podo perderme semexante delicia :D
    Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Que nome tan apropiado para este doce, realmente a textura é de nube! Deliciosos!
    Un bico.

    ResponderEliminar
  3. Me has convencido completamente, con lo que me gusta probar masas nuevas... le van a encantar al peque rellenos de Nutella!!

    ResponderEliminar
  4. pues yo soy otra de esas que se apuntará a las nubes,,,un bicazo GUAPÍSIMAAAAA

    ResponderEliminar
  5. Se ven deliciosos, yo tampoco los he hecho por no tener la fécula de patata.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No los conocía! Me los quedo! Tienen una pinta deliciosa, que pan más delicado. Gracias!

    ResponderEliminar
  7. eso si que nada mas verlos antojan.. viendo el titulo pensaba que llevaban nubes de azucar.. pero no, son nube de dulce y esponjoso que son.. aunque quizas me da una idea.. me llevo la receta y veremos ..
    besos
    alimonia

    ResponderEliminar
  8. Los tengo en pendientes hace tiempo ..tengo quedarles paso pronto ..se ven escandalosamente buenos ...yo te invito a unos cupcakes de fondant bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  9. Que pinta!! la verdad es que parecen nubes, pena que no se encuentre fácilmente la fécula de patata, seguro que en mi pueblo tampoco la encuentro, pero me guardo la receta para cuando la encuentre. Con tanto amasado no me extraña que te queden tan esponjosos :)Biquiños y feliz puente

    ResponderEliminar
  10. Madre mía qué maravilla. Tengo la receta guardada hace mucho tiempo y me los has recordado ahora.Nunca pude encontrar la fécula de patata y mira que busqué...

    ResponderEliminar
  11. ¡Otra genialidad! Me la apunto. Tienen muy buen aspecto y quiero probarlos. Se ven muy suaves y parece que pintan bien tanto con dulce como salado. Me estoy imaginando ya mis bocaditos en el desayuno....Mmmmmmm....

    ResponderEliminar
  12. Que maravilla. Se ven tan esponjosos. Que ganitas de probarlos!!! Besiños.

    ResponderEliminar
  13. Uno de esos ahora para el camino me viene estupendamente!!! Deliciosossss :D

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  14. Que redondiños e que ricos se ven :) ñam ñam Teño que intentar facelos visto o éxito. bicos

    ResponderEliminar
  15. Espectaculares, los bollitos. En Mallorca, por Navidades preparamos las "coques bambes", con una masa fermentada parecida. Precisamente acabamos de publicarla en nuestro blog, si quieres echar un vistazo. Me gusta el tuyo y porque, como nosotros, utilizas tu lengua materna.

    ResponderEliminar
  16. Darle un mordisco tiene que ser como estar en las nubes... de ahí su nombre, por lo menos para mi, se tienen que deshacer en la boca. Deliciosos y tentadores.

    Bss
    AFri

    ResponderEliminar
  17. Hola Mª José.

    Conocía la receta del blog de Sara y la verdad es que son unos panecillos riquísimos. Te han quedado fabulosos, un desyauno con estas delicias es lo mejor para empezar el día. Y las fotos guapísimas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Que buenos!! solo con verlos se hace la boca agua...

    bicos

    ResponderEliminar
  19. Con razón se lles chama Bocadiños de nube, son exquisitos. Eu fixen esta receta cando ainda non tiña nin amasadora e a pesar de todo, debe ser máxica porque me sairon de medo (e iso que as masas non son o meu), eso sí, non me quedaron tan lindas coma as túas.
    Qué marabilla, case que se poden tocar coas puntas dos dedos.
    Ideáis para o almorzo de media mañá.
    Lévome unha ducia jajaja.
    Bicos

    ResponderEliminar
  20. Espectaculares, estos bollitos aunque parezca mentira no los conocía y me he quedado embobada mirando las fotos, se ven tan tiernos y esponjosos, me guardo la receta y el jueves que es fiesta seguro que los hago.
    Un beso enorme y me encanta tu blog

    ResponderEliminar
  21. Pero qué ricos!!!! Qué presencia máis boa! ¿Cómo é que non os coñecía?
    Unha aperta

    ResponderEliminar
  22. Que delicia de panecillos,solo con verlos dicen como tienen que estar de riquisimos,me han encantado.Un besito
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Qué bos! Teñen unha pinta fantástica! Eu tamén ando fai tempo tras a fécula de patata, pero non hai maneira, non son quen de atopála.
    Pensei en sustituíla pero o resultado non é o mesmo.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  24. nunca merquei fécula de pataca, pero se a vexo, non dubides que farei estes boliños, unha pintaza. bicos

    ResponderEliminar
  25. Espectaculares te han quedado,pues si que parecen nuves de tan espongaditos. Yo tambien tengo pendientes unas recetas que llevan fecula de patata pero no la encuentro y no se por que sustituirla.Tuvistes suerte que te la con siguieran,Un beixiño

    ResponderEliminar
  26. Cada vez que os vexo, antoxanseme, pero despois esquezome deles....

    Bicos.

    ResponderEliminar
  27. Guapaaaaaaaaaaaaaa
    Te quedaron perfectas!
    Besotes y gracias.

    ResponderEliminar
  28. Con razon se llaman bocaditos de nube se ven super esponjosos a ver si consigo la fecula de patata y tambien me apunto hacerlos seguro que a mi peque le van a encantar.
    Te han quedado espectaculareees.
    Bicos mil pesiosa.

    ResponderEliminar
  29. No me extraña nada que te gusten, solo hay que verlos. Siempre digo que tengo que animarme con este tipo de masa pero no encuentro el momento. Mientras tanto me conformo con hornear unas magdalenas, cuando me entra ganas de algo dulce, así de repente
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  30. No me extraña que se repitan pues tienen una pinta espectacular.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  31. Mi madriña que pinta, xa os vín algunha vez nos blogues e chaman a atención por esa textura tan esponxada. Pero non sei eu se tería paciencia para tanto amasado, igual o intento coa panificadora a ver que sale.

    Bicos

    ResponderEliminar
  32. A mi también me tienen que gustar, es que tienen una pinta tremenda!!! las fotos preciosas!ç

    besos

    ResponderEliminar
  33. Fuiste mi inspiración con algunas de mis recetas de pan. Y hoy nos traes estos bollitos deliciosos.
    Gracias por seguir publicando.
    Un besazo, Flori

    ResponderEliminar
  34. me parecen deliciosos..........
    un saludo,belen

    ResponderEliminar
  35. Que rico, que rico, que rico que rico, que rico!!!
    Me llevo un par de ellos para disfrutarlos en la tranquilidad, jajaja.
    Te han quedado estupendos, felicidades.
    Un saludo apra tod@s

    ResponderEliminar
  36. Ummm deliciosos, yo también los he probado y son un vicio, tan tiernos..... que ricos son. Te han quedado divinos!!!!!!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  37. Pero que pinta! Que tiernos se ven! Mmmm, tendre que ponerme a buscar yo tambien fecula de patata. Un beso!

    ResponderEliminar
  38. ohhh que ricosss se ven tan tiernitos y esponjosos!
    saludos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  39. Se ven deliciosos esos bollitos.

    Saludos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  40. Ya los vi en FB, pero vengo a decírtelo aquí, son espectaculares e invitan a comerlos..son geniales niña!! Que penica!!

    Núria

    ResponderEliminar
  41. Te quedaron espectaculares y se ven esponjositas tus bocados de nube. Yo también las tengo en pendientes y viendo tu resultado me animaré a hacerlos muy prontos.
    Buen día

    ResponderEliminar

Cóntame que che parece

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...