viernes, 11 de agosto de 2017

BOLOS BLAA

BOLLOS BLAA

Que marabilla de pans, son unha auténtica delicia. Os meus preferidos para o almorzo. Son perfectos, tanto valen para doce como para salgado. Sempre os teño no conxelador, non poden faltar.
Encántame o pan, son "panadicta", todo con pan sabe mellor.
Estes bolos descubrinos de casualidade, están en moitos blogues, son típicos irlandeses. Todas as receitas que vin pola rede son iguais. Pero a miña está un pouco cambiada, non sería eu se non cambio as receitas e as adapto ás miñas manías. Esta é a miña versión destes boliños tenros, delicados e saborosos.
En castellano
Que maravilla de panes, son una auténtica delicia. Mis preferidos para el desayuno. Son perfectos, tanto valen para dulce como para salado. Siempre los tengo en el congelador, no pueden faltar.
Me encanta el pan, soy "panadicta", todo con pan sabe mejor.
Estos bollos los descubrí de casualidad, están en muchos blogs, son típicos irlandeses, Todas las recetas son iguales. Peros la mía está un poco cambiada, no sería yo si no cambio las recetas y las adapto a mis manías. Esta es mi versión de estos bollitos tiernos, delicados y sabrosos.




Ingredientes
700 g de fariña de forza ( uso Harimsa)
390 g de agua
25 g de leite en po ( se non temos tampouco pasa nada, na receita orixinal non leva)
30 g de manteiga
10 g de sal
20 g de azucre
3 g de levadura seca de panadería (de maizena)

En castellano
Ingredientes
700 g de harina de fuerza (uso Harimsa)
390 g de agua
25 de leche en polvo (si no tenemos tampoco pasa nada, en la receta original no lleva)
30 g de mantequilla
10 g de sal
20 g de azúcar
3 g de levadura seca de panadería (de maizena)





ELABORACIÓN
- Eu fago a masa na panificadora. Primeiro os líquidos, neste caso a auga, logo o sal , o azucre, o leite en po, e a manteiga derretida. A continuación a fariña e a levadura. Amasado de quince minutos.
- Se non temos panificadora, depositamos nun recipiente amplo a fariña, o azucre, o leite en pó e a levadura e mezclamos. A continuación engadimos a auga e a manteiga derretida, e o sal. Mesturamos ben o conxunto, deixamos repousar durante unha media hr e logo amasamos. Para darnos menos traballo, dámoslle pequenos amasados e repousos, así pouco a pouco a masa vai collendo elasticidade. Debe quedar unha masa lisiña.
- Boleamos e deixamos repousar tapada ata que dobre o volume. O tempo dependerá da temperatura ambiente, no verán poden ser dúas hrs e no inverno tres. No que temos que fixarnos é no volume.
- Cando a masa está ben inchada pasámola a unha superficie de traballo e dividímola en pezas de uns 100 g e facemos boliñas (saen 12 pans)
- Depositamos as bolas de masa nunha bandexa de forno (de 42x29) cuberta con papel de forno, sin tocarse, pero que cando medren se xunten (esa é a forma característica deste tipo de pan).
- Cando dobren o volume, o tempo que lle leve volve a depender da temperatura, pode ser hora e media, dúas, tres, depende, metémolos no forno que xa temos quente a 200º  por espacio de 25 min. Antes de metelos no forno podemos pineirarlle unha pouca fariña por encima, que lle dan ese toque propio.
- Coidadiño con eles que igual nin ao conxelador van, un detrás de outro é moi difícil resistirse a estes encantadores boliños.




En castellano
ELABORACIÓN

Yo hago la masa en la panificadora. Primero los líquidos, en este caso el agua, luego la sal , el azúcar, la leche en polvo, y la mantequilla derretida. A continuación la harina y la levadura. Amasado de quince minutos.

- Si no tenemos panificadora, ponemos en un recipiente amplio la harina, el azúcar, la leche en polvo y la levadura y mezclamos, La continuación añadimos el agua y la mantequilla derretida, y la sal. Mezclamos bien el conjunto, dejamos reposar durante una media hr y luego amasamos. Para darnos menos trabajo, le damos pequeños amasados y reposos, así poco a poco la masa va cogiendo elasticidad. Debe quedar una masa lisita.
- Boleamos y dejamos reposar tapada hasta que doble el volumen. El tiempo dependerá de la temperatura ambiente, en verano pueden ser dos hrs y en invierno tres. En lo que tenemos que fijarnos es en el volumen.
- Cuando la masa está bien hinchada la pasamos la una superficie de trabajo y la dividimos en piezas de unos 100 g y hacemos bolitas (salen 12 bollitos)
- Depositamos las bolas de masa en una bandeja de horno(de 42x29)  cubierta con papel de horno, sin tocarse, pero que cuando crezcan se junten (esa es la forma característica de este tipo de pan).
- Cuando doblen el volumen, el tiempo que le leve vuelve a depender de la temperatura, pode ser hora y media, dos, tres, depende, los metimos en el forno que ya tenemos caliente a 200º por espacio de 25 min. Antes de meterlos en el horno podemos tamizarle un poco de harina por encima, que le dan ese toque propio.
- Cuidadito con ellos que igual ni al congelador van, uno detrás de otro es muy difícil resistirse a estos encantadores bollitos.
miércoles, 9 de agosto de 2017

BISCOITO DE TOFFE

BIZCOCHO DE TOFFE

Eu abrín este blogue con toda a ilusión de ser odrenada, de ter tódalas receitas que me gustan ordenadas para volver a facerlas cando queira.
Ao principio da miña vida reposteira tiña apuntadas as receitas en folla soltas, desordenadas, lixadas, non anotaba todos os detalles (que ás veces non parecen importantes, pero resulta que cando volves a facela non recordas en que molde ou o tempo que esperaches...). 
Máis tarde abrín unha carpetiña no ordenador e intentaba ser ordenada, adxuntaba unha foto e todo. Despois diso, díxenme, pois podías abrir un blogue coma eses que tanto miras, total xa que a escribes e a gardas nunha carpeta..., e se abres un blogue obrígaste a redactala mellor e coidar máis os detalles. Así o fixen, que ilusión, publicaba cada pouco, anotaba todos os detalles... Diso hai xa oito anos.
A cousa foi evolucionando, e esfórzaste por facer mellores fotos, compras trapiños, vaixela, cubertos..., buscas a mellor luz, vaste esforzando para que luzca cada vez mellor.
Resulta que iso xa non chega, xa non chega a cámara dixital, non, ves por outros blogues unhas fotos espectaculares, e esa cámara dixital xa é cutre, queres esforzarte máis, mellorar. Compras (gastas unha pasta) nunha cámara reflex, compras hasta distintos obxetivos.  A cousa vai en aumento, todo son gastos, esforzos para que as receitas luzcan mellor. Pero non era para min?  A que vén ese lucimento? 
En oito anos esto cambiou moito, tanto que agora ter un blogue coma este é ata cutre, agora o que se leva é poñer as receitas paso a paso, poñer vídeos, con edicións espectaculares. Parece que se non es un editor audiovisual  xa non es ninguén. 
O caso é que xa cansa, aburre e cada vez que queres poñer unha receita sentes que vives en outra época, que xa non estás actualizada.
Pois dixen que non, porque volvo a ter tódalas receitas en libretas, con mala letra, con  anotaciones, sen detalles, as veces non sei nin onde anotei, non as encontro e non podo volver a repetir aquela receita que tanto me gustou. O que fago moito é poñela na  páxina de facebook para poder recordarla, pero tamén a anoto en plan telegráfico e ás veces non volven a saírme igual porque me faltan esos detalliños tontos, pero que son tan  importantes.

Menuda parrafada para dicir que este espacio é meu, non é fantástico, nin espectacular, nin cuqui, pero é meu, é a miña libreta de receitas e nel vou anotar as miñas cousiñas, porque son importantes e persoais, e os toques persoais que lles dou son moi importantes para min, así que teño que intentar que se acaben as libretas desastre. E se as fotos non son espectaculares, e se o escenario non o é, tenme que dar igual, é a miña receita, comida e probada por min e polos meus e se está aquí é porque nos  gustou moito e imos  querer volver a comerla. Eu non saco nada do blogue, non é un negocio. Internet  cambiou moito e agora todo se  convertiu nun negocio, xa non se fai nada por nada. Odio ir a páxinas e que salte publicidade todo o tempo. Agora xa non é nada auténtico. Pois o meu blogue, sí.
Esta receita de hoxe é un dos meus inventos,  encantoume e ten que quedar anotada para repetir mil veces e se alguen ten o privilexio de probarla e lle gusta, pois  voume a alegrar moito.
Unhas amigas miñas comentaronme que compraban un biscoito de caramelo que lles gustaba moito, e eu como son de querer contentar a todos os que quero  púxenme mans á obra, no sei se se parece porque o orixinal non o probei, pero podo asegurar que este biscoito é un auténtico primor. Ah! E ás miñas amigas  gustoulles moito.



 En castellano
Yo abrí un blog con toda la ilusión de ser ordenada, de tener todas las recetas que me gustan ordenadas para volver a hacerlas cuando quiera. 
Al principio de mi vida repostera tenía apuntadas las recetas en hojas sueltas, desordenadas, sucias, no anotaba todos los detalles (que a veces no parecen importantes, pero resulta que cuando vuelves a hacerla no te acuerdas en que molde lo hiciste o el tiempo que esperaste...). 
Más tarde hice una carpetita en el ordenador e intentaba ser ordenada, le adjuntaba una foto y todo. Después de eso, me dije, pues podías abrir un blog, total ya las escribes..., y si abres un blog te obligas a redactarlas mejor, a especificar mejor todos los detalles. Así lo hice, que ilusión, publicaba cada poco, anotaba todos los detalles... De eso hace ya ocho años. 
La cosa fue evolucionando, y te esfuerzas por hacer mejores fotos, compras trapitos, vajilla, cubiertos..., buscas la mejor luz, vamos que te vas esforzando para que luzca.
Eso ya no llega, ya no llega la cámara digital, no, ves por otros blogs unas fotos espectaculares, y esa cámara digital ya es cutre, quieres esforzarte más, mejorar. Te compras (te gastas una pasta ) en una cámara réflex, más tarde hasta compras otros objetivos. La cosa va en aumento, todo son gastos, esfuerzos para que las recetas luzcan bien. ¿Pero no era para mi? ¿A que viene ese lucimiento?
Resulta que en ocho años esto ha cambiado tanto que ahora tener un blog como este es hasta cutre, ahora lo que se lleva es poner las recetas paso a paso, poner vídeos, con edición espectacular. Vamos que tenemos que convertirnos en expertos editores audiovisuales.
El caso es que ya cansa, aburre y cada vez que quieres poner una receta sientes ya que vives en otra época, que ya no estás actualizada. 
Pues me he dicho que no, porque vuelvo a tener todas las recetas en libretas, con mala letra, con cuatro anotaciones, sin detalles, a veces no sé ni donde anoté, no las encuentro y no puedo volver a repetir aquella receta que tanto me gustó. Lo que hago mucho es ponerla en la página de facebook para poder recordarla, pero también la anoto en plan telegráfico y a veces no vuelve a salirme igual porque me faltan esos detallitos tontos, pero que son tan  importantes.
Menuda parrafada para decir que este espacio es mío, no es fantástico, ni espectacular, ni cuqui, pero es mío, es mi libreta de recetas y en él voy anotar mis cositas, porque son importantes y personales, y los toques personales que les doy son muy importantes para mi, así que tengo que intentar que se acaben las libretas desastre. Y si las fotos no son espectaculares, y si el escenario no lo es, me tiene que dar igual, es mi receta, comida y probada por mi y por los míos y si está aquí es porque nos ha gustado mucho y vamos a querer volver a comerla. Yo no saco nada del blog, no es un negocio. Internet ha cambiado mucho y ahora todo se ha convertido en negocio, ya no se hace nada por nada. Odio ir a páginas y que salte publicidad todo el tiempo. Ahora ya no es nada auténtico. Pues mi blog, sí.
Esta receta de hoy es uno de mis inventos, me encantó y tiene que quedar anotada para repetir mil veces y si alguien tiene el privilegio de probarla y le gusta, pues me voy a alegrar mucho.
Unas amigas mías me comentaron que compraban un bizcocho de caramelo que les gustaba mucho, y yo como soy de querer contentar a todos los que quiero me puse manos a la obra, no sé si se parece porque el original no lo probé, pero puedo asegurar que este bizcocho es un auténtico primor. Ah! Y a mis amigas les gustó mucho.


INGREDIENTES
Para o toffe
250 de azucre
Auga (que molle o azucre)
200 ml de nata quente
50 g de manteiga
Para o biscoito
250 g de manteiga
5 ovos
140 g de azucre
20 g de concentrado de toffe
1 culleradiña de concentrado de vainilla
100 g de nata.
100 de queixo crema
450 g de fariña
6 g de royal
4 g de bicarbonato
pizca de sal
Todo o toffe (saen arredor de 325 g)
Podemos poñerlle unhas noces ( cantidade a gusto, uns 150 g)

En castellano
INGREDIENTES
Para el toffe
250 de azúcar
Agua (que moje el azúcar)
200 ml de nata caliente
50 g de mantequilla
Para el bizcocho
250 g de mantequilla
5 huevos
140 g de azúcar
20 g de concentrado de toffe
1 cucharadita de concentrado de vainilla
100 g de nata.
100 de queso crema
450 g de harina
6 g de royal
4 g de bicarbonato
pizca de sal
Todo el toffe (salen alrededor de 325 g)
Podemos ponerle unas nueces ( cantidad a gusto, unos 150 g)

ELABORACIÓN

O toffe
- Mollamos o azucre cun pouco de auga e quentamos ata que se vaia poñendo louro, coidado porque se nos pasamos é amargo, chéganos con que estea douradiño.
- Cando adquira a cor dourada, engadimos a nata quente. Coidado porque pode saltar, o caramelo está moi quente e o contraste pode facer que salte. Engadímolo aos poucos, por iso debe estar a nata quente para que o contraste sexa menos. Mesturamos ben e engadimos a manteiga.
- Volvemos á calor e removemos constantemente ata que espese ( eu póñoo no 4 de 9), uns cinco minutos.
- Deixamos arrefriar e reservamos, si somos capaces de non comérnolo a culleradas e non temos que facer outro.

O biscoito
- Derretemos a manteiga e deixamos que arrefríe.
- Batemos os ovos co azucre ata que queden escumosos.
- Engadimos os concentrados de toffe e de vainilla e seguimos batendo.
- Incorporamos a nata e o queixo, batemos. Seguir incorporando o toffe e seguir mesturando.
- Engadimos a fariña, o royal, o bicarbonato e a pizca de sal. Batemos ben.
- Só queda engadir a manteiga e mesturar ben todo o conxunto.
- Dálle un toque moi bo poñerlle unhas noces.
- A masa é bastante densa.
- Introducimos a masa nun molde cuberto con papel de fornear ou enmanteigado e enfariñado.
- Métese no forno quente a 180º durante unha hora.
- Queda un biscoito moi esponxado.





En castellano
ELABORACIÓN
El toffe
- Mojamos el azúcar con un poco de agua y calentamos hasta que se vaya poniendo rubio, cuidado porque si nos pasamos es amargo, nos llega con que esté doradito.
- Cuando adquiera el color dorado, añadimos la nata caliente. Cuidado porque puede saltar, el caramelo está muy caliente y el contraste puede hacer que salte. Lo añadimos poco a poco, por eso debe estar la nata caliente para que el contraste sea menos. Mezclamos bien y añadimos la mantequilla.
- Volvemos al calor y removemos constantemente hasta que espese ( yo lo pongo en el 4 de 9), unos cinco minutos.
- Dejamos enfriar y reservamos, si somos capaces de no comérnoslo a cucharadas y no tenemos que hacer otro.

El bizcocho
- Derretimos la mantequilla y dejamos que enfríe.
- Batimos los huevos con el azúcar hasta que queden espumosos.
- Añadimos los concentrados de toffe y de vainilla y seguimos batiendo.
- Incorporamos la nata y el queso, batimos. Seguir incorporando el toffe y seguir mezclando.
- Añadimos la harina, el royal, el bicarbonato y la pizca de sal. Batimos bien.
- Solo queda añadir la mantequilla y mezclar bien todo el conjunto.
- Le da un toque muy bueno ponerle unas nueces.
- La masa es bastante densa.
- Introducimos la masa en un molde cubierto con papel de hornear o enmantequillado y enharinado.
- Se mete en el horno caliente a 180º durante una hora.
- Queda un bizcocho de lo más esponjoso.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...