domingo, 2 de marzo de 2014

TORTA DE CHOCOLATE E NATA CON TOQUE DE LARANXA

TARTA DE CHOCOLATE Y NATA CON TOQUE DE NARANJA
Pois nada que non collo ritmo. Isto do blogue creo que me cansou. Fago moitas cousas, pero non as publico. Máis ben creo que estou decepcionada, e comigo mesma, vexo por aí uns blogues tan bonitos, tan ben traballados, cunhas fotos tan chulas e cunhas receitas tan espectaculares que o meu paréceme unha chapuza. É tontería, seino, porque eu non abrín este blogue para lucirme, abrín este blogue para anotar as miñas receitas, para facer a miña propia "libreta" de receitas, ordenada. Aínda que sigo apuntando en libretas de forma desorganizada e logo non entendo nada non sei que quería anotar, sigo co meu caos. Todo me gusta, todo o quero facer, pero non hai nin días nin corpo que aguante tal saturación de azucres e graxas. Necesitaría polo menos tres vidas e uns 20 corpos para facer todo iso que vexo e me gusta. 
De todos os xeitos vou intentar seguir anotando "as miñas cousiñas", sen complexos, para min, para saber o que fago e para recordar todo o que me gustou.
Esta torta é un dos meus inventos, a receita base é o típico biscoito de iogur, pero coas variacións que se me van ocorrendo, para canto dá un simple, clásico e socorrido biscoito de iogur. Encántame como base para tartas porque queda esponxoso e á vez é perfecto para abrilo para reencher. A min resúltame moi cómodo e rápido para facer unha deliciosa torta.




En castellano
Pues nada que no cojo ritmo. Esto del blog creo que me ha cansado. Hago muchas cosas, pero no las publico. Más bien creo que estoy decepcionada, y conmigo misma, veo por ahí unos blogs tan bonitos, tan bien trabajados, con unas fotos tan chulas y con unas recetas tan espectaculares que el mío me parece una chapucilla. Es tontería, lo sé, porque yo no abrí este blog para lucirme, abrí este blog para anotar mis recetas, para hacer mi propia "libreta" de recetas, ordenada. Aunque sigo apuntando en libretas de forma desorganizada y luego no entiendo nada no sé que quería anotar, sigo con mi caos. Todo me gusta, todo lo quiero hacer, pero no hay ni días ni cuerpo que aguante tal saturación de azúcares y grasas. Necesitaría lo menos tres vidas y unos 20 cuerpos para hacer todo eso que veo y me gusta. 
De todas formas voy a intentar seguir anotando "mis cosillas", sin complejos, para mi, para saber lo que hago y para recordar todo lo que me gustó.
Esta tarta es uno de mis inventos, la receta base es el típico bizcocho de yogurt, pero con las variaciones que se me van ocurriendo, para cuanto da un simple, clásico y socorrido bizcocho de yogurt. Me encanta como base para tartas porque queda esponjoso y a la vez es perfecto para abrirlo para rellenar. A mi me resulta muy cómodo y rápido para hacer una deliciosa tarta.






Ingredientes 
Para o biscoito
1 iogur natural ou de vainilla, o vaso usarase como medida
2 medidas de azucre (200 gr)
1 medida de aceite de xirasol (80 gr)
4 ovos 
1 medida de zume de laranxa
3 medidas de fariña (240 gr)
1 medida de améndoa moída (50 gr)
1 medida de cacao puro en pó (50 gr)
Un sobre de royal
Para o recheo
600 ml de nata
2 culleradas de queixo crema
3 culleradas de azucre.
Para o almíbar
O zume de dúas laranxas
2 culleradas de azúcre
En castellano
Ingredientes
Para el bizcocho
1 yogur natural o de vainilla, el vaso se usará como medida
2 medidas de azúcar
1 medida de aceite de girasol
4 huevos
1 medida de zumo de naranja
3 medidas de harina
1 medida de almendra molida
1 medida de cacao puro en polvo 
Un sobre de royal
Para el relleno
600 ml de nata
2 cucharadas de queso crema
3 cucharadas de azúcar.
Para el almíbar
El zumo de dos naranjas
2 cucharadas de azúcar



Realización 
- Baleiramos o iogur nun bol, engadimos o azucre e mesturamos. Incorporar o aceite, remover. 
- Cando teñamos unha mestura homoxénea engadimos o ovos un a un mesturando ben. 
- Incorporamos o zume e para rematar a fariña, a améndoa, o cacao e o royal. Engadimos cada medida por separado, cando a primeira medida de fariña estea ben integrada engadimos a seguinte ata rematar con todo. 
- Introdúcese no molde elixido (de 22 cm) cuberto con papel de fornear ou untado con manteiga e espolvoreado con fariña.
- Só queda metelo en forno prequecido a 180º durante 60 minutos (o tempo e a temperatura son orientativos, cada forno ten as súas peculiaridades.) 
- Unha vez frio, laminamos o biscoito en tres anacos. 
- Facemos un almíbar ao noso gusto: neste caso quentamos o zume de dúas laranxas con dúas culleradas de azucre hasta que o azucre se disolva. Logo bañamos as láminas de biscoito con el.
- Batemos a nata hasta que case adquira  certa consistencia e nese momento engadimos o queixo e o azucre, seguimos batendo hasta que vexamos que ten consistencia e dureza, a nata debe ir facendo surcos e cando deixamos de bater non cae do batedor.
Montaxe:
- Poñemos unha capa de biscoito sobre un prato (eu sempre lle poño por debaixo un anaco de papel de fornear que logo retiro, axuda a non manchar tanto o prato). Sempre poño como base a prancha de biscoito da parte superior porque como queda abombado ao medrar na parte superior non queda recto e bonito, por iso invirto o biscoito e a parte de arriba pasa para a base e a parte inferior para arriba. Para que asente mellor á base córtolle a parte máis abombada. Mollamos o biscoito co almíbar e untámolo xenerosamente coa nata. Así hasta que acabar con todas as láminas de biscoito.
- Cubrimos toda a torta coa nata e decoramos ao noso gusto.



En castellano
Realización
- Vaciamos el yogur en un bol, añadimos el azúcar y mezclamos. Incorporar el aceite, remover.
- Cuando tengamos una mezcla homogénea añadimos lo huevos uno a uno mezclando bien.
- Incorporamos el zumo y por último la harina,  la almendra, el cacao y el royal. Añadimos cada medida por separado, cuando la primera medida de harina esté bien integrada añadimos la siguiente.
- Se introduce en el molde elegido (de 22 cm) cubierto con papel de hornear o untado con mantequilla y espolvoreado con harina. 
- Solo queda meterlo en horno precalentado a 180º durante 60 minutos (el tiempo y la temperatura son orientativos, cada horno tiene sus peculiaridades.)



- Una vez frío, laminamos el bizcocho en tres trozos. 
- Hacemos un almíbar a nuestro gusto: en este caso calentamos el zumo de dos naranjas con dos cucharadas de azúcar hasta que el azúcar se disuelva. Luego bañamos las láminas de bizcocho con él.
- Batimos la nata hasta que casi adquiera cierta consistencia y en ese momento añadimos el queso y el azúcar, seguimos batiendo hasta que veamos que tiene consistencia y dureza, la nata debe ir haciendo surcos y cuando dejamos de batir no cae de la batidora.
Montaje:
- Ponemos una lámina de bizcocho sobre un plato (yo siempre le pongo por debajo un trozo de papel de hornear que luego retiro, ayuda a no manchar tanto el plato). Siempre pongo como base a placa de bizcocho de la parte superior porque cómo queda abombado al crecer en la parte superior no quedaa recto y bonito, por eso invierto el bizcocho y la parte de arriba pasa para la base y la parte inferior para arriba. Para que asiente mejor a la base le corto la parte más abombada. Mojamos el biscoito con el almíbar y untamos generosamente con la nata. Así hasta que acabar con todas las láminas de bizcocho.
- Cubrimos toda la superficie con la nata y decoramos a nuestro gusto.
jueves, 2 de enero de 2014

STONIAN KRINGLE

Empalagada estou con tanta bondade, amor e bos desexos, tanta pastelada sóbeme o azucre en sangue, dáme repelús. Ah..., non...!! Que se cadra é que ao ter máis tempo libre atibórrome a dulzainas varias, porque é ver unha masa nova e ao ataque que vou. Que o sentido relixioso destas datas non o comparto nin o celebro, pero iso si, masa típica que vexo, masa que probo, que me dá igual que sexa propia do Nadal, o caso é que sexa masa. E que conste que turróns, polvoróns, mazapáns e doces deses non probei nin un.
Aínda que o meu empalague radique basicamente nese reparto de amor sen medida, esa hipocresía que desborda as rúas, comercios, telefónos... nestes finais de decembro. Vexamos, só somos bos e amorosos cando acaba o ano? Rebéntame o malgaste de bos desexos e que todo o mundo pronuncie aquilo de... "felices festas, feliz Nadal, feliz ano..." O resto do ano xa podemos estar de mal humor e odiar, envexar, maldesexar..., agora querémonos e adoramos ao próximo como a nós mesmos. Por favor señores, o resto do ano tamén se lle pode adicar un sorriso á xente e desexarlle un bo día, non gasten todas as enerxías nos dez últimos días do ano. E esas mensaxes (agora whatsapp) de xente que non sabes nin quen é, porque xa non lle tes o nome gravado, ben porque o borraches, ben porque se quedou no cambio de teléfono. Esa xente non pensa que se cadra morreches, ou estás pasando por un momento difícil e pouco grato, e o que menos che apetecen son ñoñadas de descoñecidos aos que lles importas tres pementos, pero eles cumpriron coa súa boa acción do ano, foron amorosos e con iso xa basta, veña home.
Ao que vou, que é o que importa, esta marabillosa coroa entrenzada, aromatizada con canela e cardamomo e que é un pracer para o padal. Declárome canelo-adicta, encántanme os doces con canela, é máis, non sei parar, un anaco pídeme outro, son unha yonqui da canela.
Tiña eu ganas de facela e o outro día vina en Rico y sin azúcar e púxenme a investigar. Creo que nunca vin unha receita tan exacta, sen versións, en todos os blogues que visitei (e en varios idiomas) teñen a mesma receita da masa, con recheos varios, pero a receita da masa é sempre a mesma. Creo que é unha receita da thermomix (e a saber si en Estonia fan este pan e no caso de que o fagan, a saber si se parece) e pasárona duns a outros fielmente. Pero xa cheguei eu para cambiala, unha que se revela contra os convencionalismos (véxanse ideas sobre o Nadal). Ben, que me parecía pequena e aumenteina un pouco e na receita orixinal non lle dan un segundo levado, pero case me parecía sacrilexio e, por suposto, eu deillo. 
E recordemos repartir amor, gratitude, sorrisos e bos desexos os 365 días do ano.





En castellano
Empalagada estoy con tanta bondad, amor y buenos deseos, tanta pastelada me sube el azúcar en sangre, me da repelús. Ah..., no...!! Que a lo mejor es que al tener más tiempo libre me atiborro a dulzainas varias, porque es ver una masa nueva y al ataque que voy. Que el sentido religioso de estas fechas no lo comparto ni lo celebro, pero eso sí, masa típica que veo, masa que pruebo, que me da igual que sea propia de la Navidad, el caso es que sea masa. Y que conste que turrones, polvorones, mazapanes y dulces de esos no he probado ni uno.
Aunque mi empalague radique básicamente en ese reparto de amor sin medida, esa hipocresía que desborda las calles, comercios, telefónos... en estos finales de diciembre. Pero bueno,  solo somos buenos y amorosos cuando acaba el año? Me revienta el derroche de buenos deseos y que todo el mundo pronuncie aquello de... "felices fiestas, feliz Navidad, feliz año..." El resto del año  ya podemos estar de mal humor y odiar, envidiar, maldesear..., ahora nos queremos y adoramos al prójimo como a nosotros mismos. Por favor señores, el resto del año también se le puede dedicar una sonrisa a la gente y desearle un buen día, no gasten todas las energías en los diez últimos días del año. Y esos mensajes  (ahora whatsapp) de gente que no sabes ni quien es, porque ya no le tienes el nombre gravado, bien porque lo has borrado, bien porque se quedó en el cambio de teléfono. Esa gente no piensa que a lo mejor te has muerto, o estás pasando por un momento difícil y poco grato, y lo que menos te apetecen son ñoñadas de desconocidos a los que les importas tres pimientos, pero ellos han cumplido con su buena acción del año, han sido amorosos y con eso ya basta, venga hombre.
A lo que voy, que es lo que importa, esta maravillosa corona entrenzada, aromatizada con canela y cardamomo y que es un placer para el paladar. Me declaro canelo-adicta, me encantan los dulces con canela, es más, no sé parar, un trozo me pide otro, soy una yonqui de la canela.
Tenía yo ganas de hacerla y el otro día la vi en Rico y sin azúcar y me puse a investigar. Creo que nunca he visto una receta tan exacta, sin versiones, en todos los blogs que he visitado (y en varios idiomas) tienen la misma receta de la masa, con rellenos varios, pero la receta de la masa es siempre la misma. Creo que es una receta de la thermomix (y a saber si en Estonia hacen este pan y en caso de que lo hagan, a saber si se parece) y se ha ido pasando de unos a otros fielmente. Pero ya he llegado yo para cambiarla, una que se revela contra los convencionalismos (véanse ideas sobre la Navidad). Bien, que me parecía pequeña y la he aumentado un poco y en la receta original no le dan un segundo levado, pero casi me parecía sacrilegio y, por supuesto, yo se lo he dado. 
Y recordemos repartir amor, gratitud, sonrisas y buenos deseos los 365 días del año.




Ingredientes
Masa
500 g de fariña de forza
Un sobre de levadura seca marca maizena
200 ml leite tépeda
2 ovos
8 g de sal
Dúas culleradas de azucre
Raspadura de limón e de laranxa (ou esencias)
50 g de manteiga a temperatura ambiente 
Recheo
70 g de manteiga branda
2 culleradiñas de canela
8 vainas de cardamomo
3 culleradas de azucre moreno
Noces picadas (cantidade a gusto)
Glaseado: 60 g de azucre glass, 10 g de auga.
En castellano
Masa
500 g de harina de fuerza
1 sobre de levadura de panadería (de maizena)
200 ml de leche templada
2 huevos ligeramente batidos
8 g de sal
2 cucharadas de azúcar
Ralladuras de limón y de naranja o, en su defecto, esencias.
50 g de mantequilla a temperatura ambiente
Relleno
70 g de mantequilla blanda
2 cucharaditas de canela
8 vainas de cardamomo
3 cucharadas de azúcar moreno
Nueces picadas (cantidad a gusto)
Glaseado: 60 g de azúcar glass, 10 g de agua.



Elaboración
Masa
- Neste caso usei a panificadora. Introdúcense primeiro os líquidos: leite, ovos, as esencias ou raiaduras, o sal, o azucre e para rematar a fariña e a levadura. Cando se forma a masa incorporamos a manteiga branda. Eu doulle dous amasados. Cando remata o primeiro, apago a panificadora e volvo acendela. Cando remata quito a masa da cubeta, boleo e déixoa fermentado nun recipiente lixeiramente enfariñado.
- Deixamos fermentar por espazo dunha ou dúas horas, dependendo da temperatura ambiente, ata que a masa duplique o seu volume. Nalgunhas ocasións meto a masa na neveira durante toda a noite.
- Si non temos panificadora: poñemos a fariña coa levadura e o azucre nun recipiente amplo, mesturamos; incorporamos, o leite, as esencias ou raiaduras,  os ovos e o sal. Amasamos, cando estean unidos os ingredientes pasamos á encimera e amasamos. Debemos amasar moito de xeito que a masa quede elástica.
- En canto colla textura de masa incorporamos a manteiga a temperatura ambiente e seguimos amasando. A manteiga tamén a podemos incorporar ao principio, é dicir, coa fariña, frotando cos dedos a manteiga coa fariña ata que estea totalmente incorporada, despois engádense o resto dos ingredientes.
 - Unha vez fermentada estiramos a masa en forma de rectángulo nunha superficie lixeiramente enfariñada. Deixámola ben finiña. Se está moi tensa e nos custa estirala, só debemos esperar un pouco e deixar que a masa se relaxe e logo será máis doado estirala.
- Untamos a superficie da masa coa pasta feita coa manteiga branda, o azucre, o cardamomo e a canela. E repartimos pola superficie noces picadas.
- Envolvemos a masa pola parte máis longa hasta formar un rulo.
- Cortamos o rulo pola metade sen  cortar de todo un dos extremos.
- Cruzamos as dúas metades hasta o final de xeito que queden entrenzadas. Unimos os dous extremos e formamos a coroa. 
- Cubrimos con un film e deixámolo en repouso durante media hora. Logo encendemos o forno a 180º e cando acade esa temperatura metemos a coroa previamente pincelada con leite.
- Forneamos a 180º durante media hora. Si vemos que se doura demasiado na superficie cubrimos con papel de prata. 
- Cando a trenza estea case lista fervemos nun cazo o azucre coa auga e formamos un almíbar co que pincelamos a coroa en canto a saquemos do forno e se queremos que se seque volvemos a introducila no forno por espazo de 10 minutos co forno xa apagado.



En castellano
Elaboración
Masa
- En este caso he usado la panificadora. Se introducen primero los líquidos: leche, el huevo, la sal, el azúcar, las ralladuras o esencias y por último la harina y la levadura. Cuando se forma la masa incorporamos la mantequilla blanda. Yo le doy dos amasados. Cuando termina el primero, apago la panificadora y vuelvo a encenderla. Cuando acaba quito la masa de la cubeta, boleo y la dejo fermentado en un recipiente ligeramente enharinado.
- Dejamos fermentar por espacio de una o dos horas, dependiendo de la temperatura ambiente, hasta que la masa duplique su volumen. En algunas ocasiones meto la masa en la nevera durante toda la noche.
- Si no tenemos panificadora: ponemos la harina con la levadura y el azúcar en un recipiente amplio, mezclamos; incorporamos, la leche, el huevo, las esencias  y la sal. Amasamos, cuando estén unidos los ingredientes pasamos a la encimera y amasamos. Necesita mucho amasado para que nos quede una masa esponjosa, el amasado Betinet es el más indicado.
- En cuanto coja textura de masa incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente y seguimos amasando. La mantequilla también la podemos incorporar al principio, es decir, con la harina, frotando con los dedos la mantequilla con la harina hasta que esté totalmente incorporada, después se añaden el resto de los ingredientes.
- Una vez fermentada estiramos la masa en forma de rectángulo en una superficie ligeramente enharinada. La dejamos bien finita. Si está muy tensa y nos cuesta estirarla, dejaremos que repose unos minutos y seguimos estirando.
- Untamos la superficie de la masa con la pasta hecha con la mantequilla blanda, el azúcar, o cardamomo y la canela. Y esparcimos por la superficie nueces picadas.
- Envolvemos la masa por la parte más larga hasta formar un rulo.
- Cortamos el rulo por la mitad sin cortar del todo uno de los extremos.
- Cruzamos las dos mitades hasta el final de forma que queden entrenzadas. Unimos los dos extremos y formamos la corona. 
- Cubrimos con un film y lo dejamos en reposo durante media hora. Luego encendemos el horno a 180º y cuando consiga esa temperatura metemos la corona previamente pincelada con leche.
- Horneamos a 180º durante media hora. Sí vemos que se dora demasiado en la superficie cubrimos con papel de plata. 
- Cuando la trenza esté casi lista hervimos en uno cazo el azúcar con el agua y formamos un almíbar con el que pincelamos la corona en cuanto la saquemos del horno y se queremos que se seque volvemos a introducirla en el forno por espacio de 10 minutos con el horno ya apagado.


lunes, 23 de diciembre de 2013

GALLETAS DE AVEA E CHOCOLATE (con aceite de oliva)

GALLETAS DE AVENA Y CHOCOLATE ( con aceite de oliva, sin mantequilla)
Aquí andamos un mes despois, en plenas vacacións de Nadal. E non, non publico unha receita propia destas datas tan sinaladas. Unha que é rariña e o Nadal dálle un pouquiño, bastante igual. Para min é un período de vacacións, de descanso, de goce destes días invernais nos que o que máis apetece é estar na casa recollidiño e facendo galletas e outros doces varios. Cada un ten a súa relixión e a miña é a adoración a San Azucre e Santa Fariña, cada tolo co seu tema.
Xa fai máis dun mes que as fixen por primeira vez e encantáronme. Ademais son moi sinxelas de facer, dá un pouquiño a lata formalas, aínda así o trance é pouca cousa. Agora mesmo, para min, son as galletas perfectas, encántanme, cunha infusión, e a gozar do recollemento invernal. 
En castellano
Aquí andamos un mes después, en plenas vacaciones de Navidad. Y no, no publico una receta propia de estas fechas tan señaladas. Una que es rarita y la Navidad le da un poquito, bastante igual. Para mi es un período de vacaciones, de descanso, de disfrute de estos días invernales en los que lo que más apetece es estar en casa recogidito y haciendo galletas y otros dulces varios. Cada uno tiene su religión y la mía es la adoración a San Azúcar y Santa Harina, cada loco con su tema.
Ya hace más de un mes que las hice por primera vez y me encantaron. Además son muy sencillas de hacer, da un poquito la lata formarlas, aún así el trance es poca cosa. Ahora mismo, para mi, son las galletas perfectas, me encantan, con una infusión, y a disfrutar del recogimiento invernal.



Ingredientes
125 g de copos de avea
125 g de fariña de repostería
1/2 culleradiña de royal
100 g de azucre moreno
Pizca de sal
Esencia de vainilla 
120 ml de aceite de oliva
1 ovo
Pebidas de chocolate ou chocolate troceado (50 g ou máis)




En castellano
Ingredientes
125 g de copos de avena
125 g de harina de repostería
1/2 cucharadita de royal
100 g de azúcar moreno
Pizca de sal
Esencia de vainilla 
120 ml de aceite de oliva
1 huevo
Pepitas de chocolate o chocolate troceado (50 g o más)




Elaboración 
- Mesturar todos os sólidos (avea, fariña, royal, azucre, sal) e incorporar os líquidos (aceite, vainilla, ovo), para rematar o chocolate. Mesturar todo ben.
- Facer montoncitos de masa. A masa se cohesiona pouco, non importa, non pasa nada. Intentamos xuntala un pouco e depositamos os montoncitos nunha bandexa de horno cuberta con papel de hornear.
- Hornear a 180º 15´
- Máis sinxelo non pode ser.





En castellano
Elaboración 
- Mezclar todos los sólidos (avena, harina, sal, azúcar, royal) e incorporar los líquidos (aceite, huevo, vainilla), por último el chocolate. Mezclarlo todo.
- Hacer montoncitos de masa. La masa se cohesiona poco, no importa, no pasa nada. Intentamos juntarla un poco y depositamos los montoncitos en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.
- Hornear a 180º 15´
- Más sencillo no puede ser.
Receta sacada de aquí.
domingo, 24 de noviembre de 2013

ALUBIAS VERDES CON AMANITA CESÁREA

Un prato espectacular, saboroso, nutritivo e de categoría. A categoría danlla as setas, a amanita cesárea, aínda que buscando en internet denomínaa como caesarea. Digamos que se trata dunha seta moi apreciada polo que lin e polo que me contaron. Que como chegou esta delicia ás miñas mans? Pois teño a sorte de coñecer ás persoas adecuadas e poder gozar da súa xenerosidade.
Todas as setas chegan ás miñas mans a través de Carmen, da Asociación Micológica Sendeiriña de Negreira que comparte comigo a afección pola cociña e faime partícipe da súa outra afección, a micoloxía, aínda que á min o que se me dá mellor é degustalas. Ademas tiven a sorte de ser invitada a unha degustación que se celebrou o pasado sábado 16 de novembro en Negreira e iso si que foi gozar as setas, saborealas cociñadas de distintas formas por un gran cociñeiro e sen pisar o monte. Ofrecéronnos un martimako con setas, un arroz con codornices e setas, unha carbonara con setas e ovo escalfado e unhas tostas con setas e cabaciño, todo delicioso e perfectamente preparado, non recordo as especies. E de sobremesa arroz con leite, tartaletas con pasteleira e unha crema de limón, en todos estaban presentes as setas, non recordo de que especie, pero a súa presenza era ou ben caramelizadas ou infusionaran o leite con elas, recordo que usaron cantarelas. Espero non equivocarme cos nome dos pratos, nin esquecerme de nada. O que si podo asegurar é que me puxen as botas.
Teño moita sorte de coñecer a Carmen e non me cansarei de darlle as grazas, nunca o poderei agradecer o suficiente. Xa van dúas entradas seguidas grazas a ela,  ao final vou ter que cederlle este blogue porque me pon en movemento e fai que publique.
As alubias,  plántaas o meu pai, conxélanas e podemos degustarlas todo o inverno e facer estes pratos de culler  tan apropiados na época de frío. 



En castellano
Un plato espectacular, sabroso, nutritivo y de categoría. La categoría se la dan las setas, la amanita cesárea, aunque buscando en internet la denomina  como caesarea. Digamos que se trata de una seta muy apreciada por lo que he leído y por lo que me han contado. Que cómo ha llegado esta delicia a mis manos? Pues que he tenido la suerte de conocer a las personas adecuadas y poder disfrutar de su generosidad.
Todas las setas llegan a mis manos a través de Carmen, de la Asociación Micológica Sendeiriña de Negreira que comparte conmigo la afición por la cocina y me hace partícipe de su otra afición, la micología, aunque a mi lo que se me da mejor es degustarlas. Ademas tuve la suerte de ser invitada a una degustación que se celebró el pasado sábado 16 de noviembre en Negreira y eso si que fue disfrutar las setas, saborearlas cocinadas de distintas formas por un gran cocinero y sin pisar el monte. Nos ofrecieron un martimako con setas, un arroz con codornices y setas, una carbonara con setas y huevo escalfado y unas tostas con setas y calabacín, todo delicioso y perfectamente preparado, no recuerdo las especies. Y de postre arroz con leche,  tartaletas con pastelera y una crema de limón, en todos estaban presentes las setas, no recuerdo de que especie, pero su presencia era o bien caramelizadas o habían infusionado la leche con ellas, recuerdo que usaron cantarelas. Espero no equivocarme con los nombre de los platos, ni olvidarme de nada. Lo que sí puedo asegurar es que me puse las botas.
Tengo mucha suerte de haber conocido a Carmen y no me cansaré de darle las gracias, nunca lo podré agradecer lo suficiente. Ya van dos entradas seguidas gracias a ella, si al final voy a tener que cederle este blog porque me pone en movimiento y hace que publique.
Las alubias, las planta mi padre, las congelan y podemos degustarlas todo el invierno y hacer estos platos de cuchara tan apropiados en la época de frío. 



Ingredientes
Alubias verdes
Cogomelos (amanita cesárea)
Aceite de oliva
Unha cebola
2 dentes de allo
Un anaco de pemento verde
Dúas cenorias
Unha lata de salsa de tomate de 100 g (marca Solís) ou un tomate
sal e pementa
Auga ou caldo
En castellano
Ingredientes
Alubias verdes
Setas (amanita cesárea)
Aceite de oliva
Una cebolla
2 dientes de ajo
Un trozo de pimiento verde
Dos zanahorias
Una lata de salsa de tomate de 100 g (marca Solís) o un tomate
sal e pimienta
Agua o caldo



Elaboración
 - Cubrimos o fondo dunha pota con aceite de oliva, cando estea quente pochamos a cebola e o allo cortados moi finos (eu fágoo na picadora)
- Cando a cebola estea dourada incorporamos o pemento cortado en anacos moi pequenos. Deixamos que vaia abrandando. En caso de usar tomate natural, este sería o momento de incorporalo, sen pel e sen pebidas e ben triturado e deixamos que se consuma un pouco.
- E a continuación, a cenoria moi fina (tamén na picadora). Deixamos que se faga un pouco coa tapa posta e o lume baixo.
- Para rematar introducimos os cogomelos cortados en anacos pequenos. Deixamos que se vaian facendo, salgamos e botámoslle unhas voltas de pementa negra recén moída. Deixámolo ata que se consuma a auga dos cogomelos (os meus xa non tiñan porque estaban conxelados e xa foran cociñados). 
- Incorporamos a salsa de tomate e deixamos que se integre ben. 
- Debemos ter a parte un cazo con auga fervendo ou con caldo.
- Unha vez listo o sofrito incorporamos as alubias e a auga fervendo de xeito que as cubra un par de dedos por encima ou máis dependo do caldosas que as queiramos. Salgamos.
- Deixamos que se vaian facendo a lume baixo e coa tapa posta. Durante unha hora máis ou menos. Eu nunca controlo a hora, vou probando, e observando a salsa. Para min unhas alubias non están ben feitas hasta que a salsa estea espesiña. 



En castellano
Elaboración
- Cubrimos el fondo de una olla con aceite de oliva, cuando esté caliente pochamos la cebolla y el ajo cortados muy finos (yo lo hago en la picadora) 
- Cuando la cebolla esté dorada incorporamos el pimiento cortado en trozos muy pequeños. Dejamos que vaya ablandando. En caso de usar tomate natural, este sería el momento de incorporarlo, sin piel y sin pepitas y bien triturado y dejamos que se consuma un poco.
- Y a continuación, la zanahoria muy fina (también en la picadora). Dejamos que se haga un poco con la tapa puesta y el fuego bajo.
- Por último introducimos las setas cortadas en trozos pequeños. Dejamos que se vayan haciendo, salamos y le echamos unas vueltas de pimienta negra recién molida. Lo dejamos hasta que se consuma el agua de las setas (las mías ya no tenían porque estaban congeladas y ya habían sido cocinadas). 
- Incorporamos la salsa de tomate y dejamos que se integre bien. 
- Debemos tener a parte un cazo con agua hirviendo o con caldo.
- Una vez listo el sofrito incorporamos las alubias y el agua hirviendo de forma que las cubra un par de dedos por encima o más dependiendo de lo caldosas que las queramos. Salamos.
- Dejamos que se vayan haciendo a fuego bajo y con la tapa puesta. Durante una hora más o menos. Yo nunca controlo la hora, voy probando, y observando la salsa. Para mí unas alubias no están bien hechas hasta que la salsa esté espesita. 


viernes, 1 de noviembre de 2013

ROSQUIÑAS DE LARANXA E ANÍS

ROSQUILLAS DE NARANJA Y ANÍS
Pois case tres meses sen publicar, nunca tardei tanto. O tempo pasa sen compaixón e eu non me dou nin conta. É curioso isto do blogue, ao principio é como unha adicción, necesitas publicar todo o que fas, miras todo o que fan os demais e todo o queres probar, miras mil veces se che comentan... Pero co tempo vas perdendo interese, non sei cal é o motivo. Cociñar, claro que cociño, pero vaime pasando o tempo e despois xa non lle atopo a graza a publicalo. O que peor levo é o das fotos. Montar todo o escenario, fotografar, logo recoller, editar, lévoo mal. Dáme pena porque fago cousas que me gustan moito e non anoto e cando quero repetilo non me acordo dos detalles ou dos arranxos que fixen. Por iso decidín que esta receita non podía deixar de publicala porque é desas que non se poden perder.
Esta receita é especial, deuma Carmen, a nai dun bo amigo. Que se foi de viaxe a Almería e alí nun xornal local publican receitas. Un dos locais que frecuentaban facía ditas receitas e un día puxéronlles estas rosquiñas, gustáronlle tanto que me trouxo a folla do xornal coa receita. É ou non é especial esta receita? E Carmen un auténtico amor. Estas son as cousas boas que trae ter un blogue, atoparse con xente fantástica que comparte e que se acorda dunha cando está de viaxe. Grazas Carmen, unha vez máis.



En castellano
Pues casi tres meses sin publicar, nunca he tardado tanto. El tiempo pasa sin compasión y yo no me doy ni cuenta. Es curioso esto del blog, al principio es como una adicción, necesitas publicar todo lo que haces, miras todo lo que hacen los demás y todo lo quieres probar, miras mil veces si te comentan... Pero con el tiempo vas perdiendo interés, no sé cual es el motivo. Cocinar, claro que cocino, pero se me va pasando el tiempo y después ya no le encuentro la gracia a publicarlo. Lo que peor llevo es lo de las fotos. Montar todo el escenario, fotografiar, luego recoger, editar, lo llevo mal. Me da pena porque hago cosas que me gustan mucho y no anoto y cuando quiero repetirlo no me acuerdo de los detalles o de los arreglos que hice. Por eso decidí que esta receta no podía dejar de publicarla porque es de esas que no se pueden perder.
Esta receta es especial, me la dio Carmen, la madre de un buen amigo. Que se fue de viaje a Almería y allí en un periódico local publican recetas. Uno de los locales que frecuentaban hacía dichas recetas y un día les pusieron estas rosquillas, le gustaron tanto que me trajo la hoja del periódico con la receta. Es o no es especial esta receta? Y Carmen un auténtico amor. Estas son las cosas buenas que trae tener un blog, encontrarse con gente fantástica que comparte y que se acuerda de una cuando está de viaje. Gracias Carmen, una vez más.



Ingredientes
350 g de fariña de repostería
Un sobre de impulsor royal
8 culleradas de azucre
2 ovos
Unha cullerada de anís (licor)
4 culleradas de aceite de oliva
Unha laranxa
Unha cullerada de pasas sen sementes
Unha cullerada de sementes de anís
Un chisco de sal
Aceite de girasol para fritir
Azucre glass
Ingredientes
350 g de harina de repostería
Un sobre de impulsor royal
8 cucharadas de azúcar
2 huevos
Una cucharada de anís (licor)
4 cucharadas de aceite de oliva
Una naranja
Una cucharada de pasas sin semillas
Una cucharada de semillas de anís
Una pizca de sal
Aceite de girasol para freír
Azúcar glass



Ingredientes
- Primeiro infusionamos o aceite de oliva coas sementes de anís e cunha tira da pel de laranxa. Para iso quentamos o aceite nunha tixola coas sementes de anís e a pel de laranxa e deixamos que solten os aromas sen deixar que ferva. Tapámolo e deixámolo repousar ata que arrefríe.
- Quentamos no micro, por espazo de 10 segundos, o anís e introducimos as pasas para que se hidraten.
- Batemos os ovos co azucre ata que estean escumosos. Incorporamos a raiadura do resto da pel da laranxa, unha cullerada de zume de laranxa, o anís que tiñamos coas pasas, e o aceite frío que tiñamos infusionando, ao que lle retiramos a pel da laranxa, e se queremos as sementes de anís, eu deixeillas. Mesturamos todo ben.
- Incorporamos as pasas, a fariña mesturada co royal e o sal. Mesturamos ben coas mans ata formar unha masa. Quedará bastante pegañenta, pasamos á encimera cun pouco de fariña e facemos unha bóla coa masa. Coidado de que a masa non teña fariña senón  requemarásenos o aceite, é sempre mellor usar aceite para que a masa non se pegue, nin ás mans nin á encimera.
- Para facer as rosquiñas o mellor é que engraxemos as mans. Formamos boliñas e facémoslles un buraco central formando a rosca.
- Para rematar, fritímolas en abundante aceite quente. Debemos de ter coidado, non debe estar excesivamente quente porque se queimarán con facilidade, eu púxeno no 7 de 9. Dóuranse rapidamente, polo que debemos estar moi atentos e viralas para que se douren polos dous lados.
- Retirámolas a unha fonte con papel absorbente e cando estean frías espolvoreamolas con azucre glass.



Ingredientes
- Primero infusionamos el aceite de oliva con las semillas de anís y con una tira de la piel de naranja. Para ello calentamos el aceite en una sartén con las semillas de anís y la piel de naranja y dejamos que suelten los aromas sin dejar que hierva. Lo tapamos y lo dejamos reposar hasta que enfríe.
- Calentamos en el micro, por espacio de 10 segundos, el anís e introducimos las pasas para que se hidraten.
- Batimos los huevos con el azúcar hasta que estén espumosos. Incorporamos la ralladura del resto de la piel de la naranja, una cucharada de zumo de naranja, el anís que teníamos con las pasas, y el aceite frío que teníamos infusionando, al que le retiramos la piel de la naranja, y si queremos las semillas de anís, yo se las dejé. Mezclamos todo bien.
- Incorporamos las pasas,  la harina mezclada con el royal y la sal. Mezclamos bien con las manos hasta formar una masa. Quedará bastante pegajosa, pasamos a la encimera con un poco de harina y hacemos una bola con la masa. Cuidado de que la masa no tenga harina sino se nos requemará el aceite, es siempre mejor usar aceite para que la masa no se pegue, ni a las manos ni a la encimera.
- Para hacer las rosquillas lo mejor es que engrasemos las manos. Formamos bolitas y les hacemos un agujero central formando la rosquilla.
- Por último, las freímos en abundante aceite caliente. Debemos de tener cuidado, no debe estar excesivamente caliente porque se quemarán con facilidad, yo lo puse en el 7 de 9. Se doran rápidamente, por lo que debemos estar muy atentos y girarlas para que se doren por los dos lados.
- Las retiramos a una fuente con papel absorbente y cuando estén frías las espolvoreamos con azúcar glass.







domingo, 11 de agosto de 2013

LUMACONI RELLENOS DE ACELGAS, ATÚN Y QUESO

Pois xa van dúas entradas seguidas aproveitándome das invitacións a comer e aínda me queda outra. Invítanche a comer preséntanche delicias deliciosas e que te quedas coa receita, receitas que non se poden perder porque son moi boas e sinxelas. Esta non era así exactamente, pero a adaptación quedou perfecta. A receita era con pimientos e o recheo era con espinacas, non con acelgas, pero cando tes na nevera acelgas non vas ir a comprar espinacas, non?
É requisito imprescindible ter pan a man para poder mollar na salsiña rica.
En castellano
Pues ya van dos entradas seguidas aprovechándome de las invitaciones a comer y todavía me queda otra. Te invitan a comer te presentan delicias deliciosas y que te quedas con la receta, recetas que no se pueden perder porque son muy buenas y sencillas. Esta no era así exactamente, pero la adaptación quedó perfecta. La receta era con pimientos y el relleno era con espinacas, no con acelgas, pero cuando tienes en la nevera acelgas no vas a ir a comprar espinacas, no?
Es requisito imprescindible tener pan a mano para poder mojar en la salsita rica.



Ingredientes
10 lumaconi (ou algún máis por si rompesen)
400 g de acelgas (ou espinacas)
100 g de queixo (o que máis nos guste, neste caso era camembert)
Unha latiña pequena de atún
sal
200 ml de nata
1 latiña pequena de tomate frito solís (100 g)
En castellano
Ingredientes
10 lumaconi (o alguno más por si se rompen)
400 g de acelgas (o espinacas)
100 g de queso (el que más nos guste, en este caso era camembert)
Una latita pequeña de atún
sal
200 ml de nata
1 latita pequeña de tomate frito solís (100 g)



Realización
- Cocemos as acelgas ou espinacas e escorrémolas ben, deben soltar o máximo de auga posible, esmagámolas contra en coador.
- Cocemos os lumaconi en auga fervendo con sal por espazo de 15 minutos, ou o tempo indicado no embase. Escorrémolos e deixámolos arrefriar.
- Preparamos o recheo: mesturamos as acelgas, co atún e o queixo. O queixo debe ser preferiblemente untoso para que se faga unha pasta. A receita que me pasaron era con queixiños, pero pode ser brie, de cabra, azul...
- Recheamos os lumaconi e depositámolos nunha fonte de forno.
- Prequecemos o forno a 200º.
- Nun recipiente mesturamos a nata co tomate e bañamos os lumaconi co líquido.
- Deixámolo no forno ata que ferva e a salsa espese. Sobre 20 minutos.



En castellano
Realización
- Cocemos las acelgas o espinacas y las escurrimos bien, deben soltar el máximo de agua posible, las aplastamos contra en colador.
- Cocemos los lumaconi en agua hirviendo con sal por espacio de 15 minutos, o el tiempo indicado en el envase. Los escurrimos y los dejamos enfriar.
- Preparamos el relleno: mezclamos las acelgas, con el atún y el queso. El queso debe ser preferiblemente untoso para que se haga una pasta. La receta que me pasaron era con quesitos, pero puede ser brie, de cabra, azul...
- Rellenamos los lumaconi y los depositamos en una fuente de horno.
- Precalentamos el horno a 200º.
- En un recipiente mezclamos la nata con el tomate y bañamos los lumaconi con el líquido.
- Lo dejamos en el horno hasta que hierva y la salsa espese. Alrededor de 20 minutos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...