martes, 21 de febrero de 2012

ROSQUIÑAS ANISADAS

Chego a última hora cunha receita un tanto carnavaleira ou carnavalesca. En realidade estas rosquiñas son boas para calquera época do ano, non sería bo gozalas só nestas datas.
O outro día fun invitada a gozar dunhas rosquiñas que non me deixaron indiferente e inmediatamente pedín a receita porque tiña que facelas eu e ter esa receita gardadiña. Así que esta receita é da sogra de Cris, e eu teño que darlle as grazas ela por pasarma.
Aínda que debo confesar (e que me perdoe Cris), que lle dei o meu toque, é que é superior a min e sempre teño que engadir ou quitar algo ás receitas, son incorrixible.
En castellano
Llego a última hora con una receta un tanto carnavalera o carnavalesca. En realidad estas rosquillas son buenas para cualquier época del año, no sería bueno disfrutarlas solo en estas fechas.
El otro día fui invitada a disfrutar de unas rosquillas que no me dejaron indiferente e inmediatamente pedí la receta porque tenía que hacerlas yo y tener esa receta guardadita. Así que esta receta es de la suegra de Cris, y yo tengo que darle las gracias ella por pasármela.
Aunque debe confesar (y que me perdone Cris), que le di mi toque, es que es superior a mi y siempre tengo que añadir o quitar algo a las recetas, soy incorregible.



Ingredientes
3 ovos
3 culleradas de azucre (tantas como ovos)
3 culleradas de aceite de girasol (tantas como ovos)
Fariña, a que admita (a miña admitiume 400 gr). A fariña pode ser con fermento incorporado, ela usa a de gallo. En caso de ser fariña normal engadir un sobre royal (este foi o meu caso)
1 chisco sal
Raiadura dun limón
2 culleradiñas de anis en gran
50 ml de anís (isto é da miña colleita, síntoo, non estaba na receira orixinal)
Para o almíbar
(díxome que o facía a ollo, pero que máis ou menos usaba arredor de medio quilo de azucre e un vaso de auga, iso tendo en conta que fai o dobre da receita, con 6 ovos)
225 gr de azucre
Un vasiño de iogur (da leiteira), de auga (son 150 ml de auga), penso que con 100 ml sería suficiente.



En castellano
Ingredientes
3 huevos
3 cucharadas de azúcar (tantas como huevos)
3 cucharadas de aceite de girasol (tantas como  huevos)
Harina, la que admita (a mi me admitió 400 gr). La harina puede ser con levadura incorporada, ella usa la de gallo. En caso de ser harina normal añadir un sobre royal (este fue mi caso)
1 pizca se sal
Ralladura de un limón
2 cucharaditas de anis en grano
50 ml de anís (esto es de mi cosecha, lo siento, no estaba en al receta original)
Para el almíbar
(me dijo que lo hacía a ojo, pero que más o menos usaba alrededor de medio quilo de azúcar y un vaso de agua, eso teniendo en cuenta que hace el doble de la receta, con 6 huevos)
225 gr de azúcar
Un vasito de yogurt (de la lechera), de agua (son 150 ml de agua), pienso que con 100 ml sería suficiente.



Elaboración
- Pomos nun vaso as tres culleradas de aceite cos grans de anís e a raiadura de limón e deixámolo un tempo, unhas horas, pode ser dun día para outro ( eu deixeino unhas tres horas).
- Batemos os ovos co azucre, fíxeno coa batidora de dúas varillas, ata que espume. Engadimos o aceite co anís e a raiadura de limón e o anís, mesturamos.
- Nun recipiente pomos a fariña co royal e o chisco de sal, sempre de menos que de máis, mellor empezar con 300 gr de fariña, despois se é necesario engadiremos máis, debemos ter en conta que se non lle engadimos o anís líquido (licor) leva menos fariña. Outra opción é ir incorporando a fariña á parte líquida.
- Mesturamos ata formar a masa cunha culler de madeira, ao final xa o facemos coas mans. Se está moi pegañenta engadimos máis fariña, sempre aos poucos. Amasamos ata conseguir unha masa elástica, máis ben pegañenta, que non se pegue demasiado ás mans, pero si algo. Se ten demasiada fariña sairán moi duras, cando máis pegañenta máis esponxosas serán as rosquiñas.
- Deixamos repousar a masa durante, polo menos, unha hora.
- Formamos as rosquillas. Podemos facer un rulo longo e unir os extremos ou podemos facer unha bóla de masa, do tamaño dunha noz aproximadamente, furámola polo centro e facémola virar nun dedo, para o meu gusto quedan mellor deste último xeito. No caso de que a masa se pegue ás mans e nos resulte incómodo traballar con ela, aceitamolas un chico e problema resolto.
-Fritímolas en aceite abundante. Cando estean douradas ímolas depositando nun recipiente cuberto con papel absorvente.
Elaboración do almíbar
- Unha vez teñamos fritidas todas as rosquiñas facemos o almíbar.
- Pomos nun cazo o azucre e a auga e levámolo a ebulición. Cando ferva, baixamos a calor e deixámolo a temperatura media-alta durante uns 10 minutos. A mellor proba para saber que está listo é deixar caer o líquido e que caida de forma continua, facendo fío. Cando sexa así, baixamos a calor da cociña ao mínimo e bañamos as rosquiñas por ambos lados.
- O almíbar é muy pegañento, o mellor é depositalas nunha fonte plana (eu usei a do forno) cuberta con papel de fornear, de forma que non se toquen entre elas.
- Deixamos secar e listas.



En castellano
Elaboración
- Ponemos en un vaso las tres cucharadas de aceite con los granos de anís y la ralladura de limón y lo dejamos un tiempo, unas horas, puede ser de un día para otro ( yo lo dejé unas tres horas).
- Batimos los huevos con el azúcar, lo hice con la batidora de dos varillas, hasta que espume. Añadimos el aceite con el anís y la ralladura de limón y el anís, mezclamos.
- En un recipiente ponemos la harina con el royal y la pizca de sal, siempre de menos que de más, mejor empezar con 300 gr, después si es necesario añadiremos más, debemos tener en cuenta que si no le añadimos el anís líquido (licor) lleva menos harina. Otra opción es ir incorporando la harina a la parte líquida.
- Mezclamos hasta formar la masa con una cuchara de madera, al final ya lo hacemos con las manos. Si está muy pegajosa añadimos más harina, siempre poco a poco. Amasamos hasta conseguir una masa elástica, más bien pegajosa, que no se pegue demasiado a las manos, pero si algo. Si tiene demasiada harina saldrán muy duras, cuando más pegajosa más esponjosas serán las rosquillas.
- Dejamos reposar la masa durante, al menos, una hora.
- Formamos las rosquillas. Podemos hacer un rulo largo e unir los extremos o podemos hacer una bola de masa, del tamaño de una nuez aproximadamente, la agujereamos por el centro y la hacemos girar en un dedo, para mi gusto quedan mejor de esta última manera. En el caso de que nos resulte difícil trabajar con la masa porque se nos pega un poco a las manos, las aceitamos un poco y problema resuelto.
-Las freímos en aceite abundante. Cuando estén doradas las vamos depositando en un recipiente cubierto con papel absorvente.


Elaboración del almíbar
- Una vez tengamos fritas todas las rosquillas hacemos el almíbar.
- Ponemos en un cazo el azúcar y el agua y lo llevamos a ebullición. Cuando hierva, bajamos el calor y lo dejamos a temperatura media-alta durante unos 10 minutos. La mejor prueba para saber que está listo es dejar caer el líquido y que caida de forma continua, haciendo hilo. Cuando sea así, bajamos el calor de la cocina al mínimo y bañamos las rosquillas por ambos lados.
- El almíbar es muy pegajoso, lo mejor es depositarlas en una fuente plana cubierta con papel de hornear, de forma que no se toquen entre ellas.
- Dejamos secar y listas.



 

40 comentarios:

  1. Que ricas e esponxosas: parecen donuts.
    Iván tamén as fixo pero desestructuradas, e dicir que en lugar de rosquiñas fixo paus porque dí que lle da menos traballo: homes!!

    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta tiene estas rosquillas. A estas horas si que me comía una.

    ResponderEliminar
  3. Menuda pinta rica que tienen!! me llevo por lo menos una docena!

    Besos

    ResponderEliminar
  4. María Xosé, estas rosquiñas quedaron fabulosas, non podían ter millor pinta.
    Xa sabes que as fareí na casa, e có teu toque personal, por suposto.
    Encantame a cor que ten a masa, tiveron que estar boísimas, non hai maís que ollar pra elas e darse conta.

    biquiños

    ResponderEliminar
  5. Estas son das que me gustan a min, con moito sabor a anis, e ben feiiñas. Quedáronche de vicio :D
    Biquiños!!!

    ResponderEliminar
  6. Que boa pinta!!!de pequena comía moitas destas rosquillas, faciaas unha veciña, de súpeto volvín a aqueles anos....Grazas!

    ResponderEliminar
  7. Que rosquillas más ricas, ese aroma de anís me encanta!!!!!!!!!!!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  8. ,... decir que me gustan e que me encantan quédase escaso,... Fabulosas!!!
    Por certo, as fotos namoran!!!!!!!!!!!

    un biquiño corazón!!

    ResponderEliminar
  9. Perfectas, qué buena pinta tienen!
    Sí que se parecen mucho a las que te decía ayer, los ingredientes son básicamente los mismos, menos por el anís en grano.
    Mi madre le pone para el almíbar mitad agua mitad anís... es que somos muy aniseiros en casa!

    Estas rosquillas triunfan siempre, y además gracias al baño si las metes en un tuppe se aguantan perfectas al menos un mes, ya verás!

    Y no es por dar ideas, pero acompañando a una copita de licor café son imnejorables!

    Las fotos chulísimas, como te dije ayer, me encanta el tono de la luz.

    Un beso!
    natalia

    ResponderEliminar
  10. Pero que delicia de rosquillas, tienen que estar para chuparse los dedos. Yo quierooooooooo.

    Besossssssssssssss

    ResponderEliminar
  11. Mª José, madre mía que pinta! una delicia de rosquillas, buenas a mas no poder! Besos

    ResponderEliminar
  12. que buenas por favor, y bañaditas en almibar!! me has dado ganas de prepararlas esta tarde mismo!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola guapiña ¿que tal vas?, espero que muy bien
    Desde luego que , éstas rosquillas no son solo para una época del año, menudo desperdicio, ésto hay que comerlo más a menudo que es lo que están pidiendo
    Besiños

    ResponderEliminar
  14. Que ricas!!! Las hago casi igual, pero sin el almibar. Así tienen que estar de rechupete. Besiños.

    ResponderEliminar
  15. Son como las rosquillas de anís que yo hago pero no le pongo el almíbar. Qué delicia!Besos

    ResponderEliminar
  16. Que cosa tan rica!!: se ven impresionantes de buenas. Al final me voy a aficionar a los dulces, con estas maravillas que veo se vuelven irresistibles. Un beso,.

    ResponderEliminar
  17. M. José, pero qué pinta tienen esas rosquillas!! No me atrevo a hacerlas, me las comería todas yo sola!! Un abrazo, Alicia.

    ResponderEliminar
  18. Mamaiña querida ¡¡que pinta!! é eu estou comendo unha mazán.. ay!! que peniña non poder coller unhas pouquiñas. Pero o que si vou coller é a receita pa facelas, so que vou ter que usar a metade dos ingredientes xa que estamos os dous soiños é despois de as orellas é as filloas mellor non pasarse jeje.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  19. xa me olvidaba ¿cantas saen aproximadamente? graciñas

    ResponderEliminar
  20. Maravillosa rosquillas!!! Yo también tengo el mismo plato, je, je...besitos

    ResponderEliminar
  21. Te quedaron estupendas, la foto del corte es para caerse...Qué ganitas de probar!!!

    ResponderEliminar
  22. humm con ese almibar,yo me pido unas cuantas eh! que buenas por dios...
    saluditos.

    ResponderEliminar
  23. Ummmmmmmmmmmmmmmm que pinta po diooossssssss estas las tenemos que provar si o si seguro estan de vicio ,guena la has exo poniendome esa foto del corte eres toa una tentadora para una pecadoraaaaaaa como yo jis..jis.
    Te han quedado de lujo ,muxas gracias a ti y a la suegra de Cris por compartir la receta.
    Bicos mil pesiosisimaaaaaa.

    ResponderEliminar
  24. el almíbar me ha perdido , pero sigo diciendo que tus amasados son de locura

    ResponderEliminar
  25. Seguro que están tan buenas que empiezas a comer y no puedes parar!
    Casi se saborean

    ResponderEliminar
  26. Que ricas se ven, con ese baño de almibar. Muy apetecibles. Saludos

    ResponderEliminar
  27. Que me quiten bundt, fondant y bla, bla, me das estas rosquillas y me vuelvo loca!!

    ResponderEliminar
  28. madre mía, si es que me gusta toda tu repostería, toda!!! besitos guapa, ora receta sensacional

    ResponderEliminar
  29. Hola: ¡¡¡QUE RICAS¡¡¡ Tengo que probar esta receta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Un lujo total estas rosquillas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  31. Eu no creo qaue chegaras tarde con estas rosquillas.................eu creo que se poden comer en calcar data.............eu tamen as fixen .............pero voy facer as tuas un dia que teña os netos conmigo....................grazas por esta receta están de maravilla...................Espero que entiendas mi mal Gallego....................un bico

    ResponderEliminar
  32. Se ven exquisitas y el rebozado ya me parece impresionante, me recuerdan mucho a los melindres.

    biquiños

    ResponderEliminar
  33. Ai.... que boas facias miña avoa de Coruña eran unha delicia.. teño que experiementar , aínda que sempre me levei mal coas masa pegañentas.....

    ResponderEliminar
  34. Tienen una pinta deliciosa, me llevo la receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Que delicia!!! vamos que yo también te la copio a ti
    te quedaron de vicio
    besos

    ResponderEliminar
  36. Miña irma ten unha receita das rosquiñas, pero levan aguardente de hervas, pode ser a mesma o e unha variación.
    Eu xa teño a masa feita na Thermomix, haber q tal saen, lo che conto.
    Por certo, facia anos q non escribia en galego, e doume conta q non o esquecin del todo. Perdoar sin teño faltas. Un bico.

    ResponderEliminar
  37. Ola! Unha receita fantástica. Devezo polas rosquiñas,direiche q atopei a receita onte domingo e como non tiña os ingredientes tiven q agardar ata hoxe para facelas. Son simplemente perfeitas pero a mín non me sae ben ese glaseado hai algún truco para q non m quede brillante e se me peguen ós dentes?

    ResponderEliminar
  38. Fantásticas. Pero a min non me queda ben ese glaseado. Quédame brillante é pégase nos dentes. Hai algún truco para q queden tan boas como as túas

    ResponderEliminar
  39. Rosquillas glaseadas, ñam! Moi boa idea, María José; -)
    Bicos

    ResponderEliminar

Cóntame que che parece

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...